Seguridad vial: Cuando la prisa por llegar a la escuela pone en peligro a los niños

La seguridad vial es un asunto que no debemos olvidar en ningún momento pero especialmente cuando llevamos a bordo a los más débiles de la casa. En los trayectos de ida y vuelta del trabajo, miles de familias aprovechan para dejar o recoger a sus hijos de la escuela infantil o del colegio. Son viajes rutinarios, donde los padres, acostumbrados al mismo trayecto, cometen el grave error de confiarse. Según la DGT, más del 70% de los accidentes laborales son accidentes de tráfico producidos al ir o volver del trabajo. En muchas de las ocasiones también están involucrados los niños. Por ello es imprescindible contar con un sistema de retención infantil (SRI) adecuado y en buenas condiciones.

Prisas, tráfico, imprevistos… la previsión y la anticipación son aspectos claves para evitar riesgos necesarios. Lo más importante, según el fabricante de sistemas de retención infantil a contramarcha Axkid, es tener claro que “no existe trayecto corto que justifique no utilizar un sistema de retención homologado que garantice la seguridad de los niños y de todos los pasajeros”.

Se estima que una de cada tres sillitas no se utiliza de forma adecuada o está mal instalada

Cinturones holgados, un uso incorrecto por talla y peso o anclajes y arneses mal ajustados son tan habituales como peligrosos. Estos factores inciden directamente en el correcto funcionamiento del sistema de retención infantil (SRI) y aumentan las posibilidades de sufrir lesiones graves en caso de impacto brusco o colisión. Es común que, en los desplazamientos cortos, no se preste atención al arnés o cabecero. Según la DGT, 198 menores no llevaban cinturón de seguridad ni sillita y 41 viajaban en los asientos delanteros.

En caso de impacto, la contramarcha permite redistribuir mejor la carga y se reducen los movimientos de la cabeza en relación al cuello del niño. Sin embargo, «un sistema de retención mal instalado es tan peligroso como no llevarlo». Para optimizar su correcto funcionamiento y la seguridad de los niños, el mantenimiento de la sillita es fundamental. No obstante, con el estrés y la percepción de ‘trayecto corto’, muchas familias olvidan hacer las comprobaciones pertinentes.

10 consejos imprescindibles de seguridad vial

Revisamos algunas de las claves que debemos tener en cuenta para garantizar la seguridad de los más pequeños en los viajes rutinarios a la escuela:

La seguridad en el camino a la escuela

1.- Revisar la instalación de la silla de coche

Ropa, material, libros, almuerzo… En muchos casos, tanto el cole como la guardería implica, como mínimo, dos desplazamientos en coche al día. Es fundamental revisar la silla de coche a contramarcha y comprobar que su uso diario no ha alterado su instalación inicial. Si la silla se instala con cinturón, hay que certificar que éste pasa sin doblarse en todos los puntos. Si lleva un sistema Isofix, hay que revisar siempre que ambos pilotos verdes son visibles.

2.- Comprobar la estabilidad

Si la silla no queda recta, se mueve o existen dudas sobre la tensión o el ajuste de alguno de sus elementos de seguridad (pata de apoyo, low-tether…), lo mejor es consultar el manual de instrucciones. También se puede acudir a un punto de venta o ponerse en contacto con la marca. Una silla mal instalada pierde toda garantía de seguridad.

3.- Supervisar el estado de los arneses

Además de revisar la instalación, hay que comprobar que los arneses no están doblados ni retorcidos. El arnés debe estar ajustado al cuerpo del niño y estar a la altura adecuada (que salgan a la altura de los hombros).

También es adecuado llevar un espejo en el asiento trasero. Deberá ajustarse antes de comenzar el trayecto para poder conducir sin distracciones y sin tener que manipularlo durante el trayecto. Hay que encontrar un ángulo en el que ver al niño a través del retrovisor.

4.- Si se queda dormido…

Aunque sea un trayecto corto, hay que ajustar un reclinado para que no se caiga la cabeza del niño hacia delante si se duerme.

5.- Orden dentro del vehículo

En un choque a 60 km/h los objetos del vehículo salen propulsados con una fuerza equivalente a 56 veces su peso. Por ejemplo, un teléfono móvil de 200 gramos de peso golpearía a los pasajeros con una fuerza equivalente a 10 kg. Por eso es necesario no llevar objetos sueltos en el interior del vehículo.

6.- Y en el maletero

Si las mochilas son pesadas o si contamos también con bolsas de deporte para extra-escolares, debemos colocar los bultos más pesados en el maletero para no sobrecargar el espacio interior del vehículo.

7.- Crecen, luego reajustamos

Cuanto más pequeño es el niño, más inclinado deberá viajar y viceversa. Los bebés necesitan un grado de reclinación muy amplio al principio, que hace que sus pies queden enfrentados al respaldo del asiento. Conforme van creciendo, se puede ir restando ángulo de reclinación. Cuanto más grandes son, más incómodos van reclinados por lo que hay que ajustar bien la reclinación.

8.- Todos los coches preparados

Abuelos, amigos, tíos… No siempre son los padres los encargados de recoger a los más pequeños del colegio. En estos casos, todos los vehículos deben estar equipados con el SRI adecuado por talla y peso, aunque el trayecto no se realice a diario. No hay excepciones que justifiquen que los menores no van adecuadamente sujetos.

9.- Los detalles cuentan

Llevar agua a mano, mantener una temperatura agradable en el coche, vestir a los niños con ropa cómoda, usar fundas en la silla de coche que minimicen el sudor, colocar parasoles en las ventanillas laterales… Los pequeños detalles pueden favorecer o restar comodidad durante el trayecto.

10.- Sin excusas: no hay trayecto ‘corto’

La importancia del SRI es algo que corroboran las cifras de la Dirección General de Tráfico (DGT). En 2017 fallecieron 16 niños menores de 12 años en vías interurbanas. De ellos, 5 no utilizaban ningún sistema de retención infantil. «Pese a ser un elemento central en la seguridad vial en menores, existe aún un gran desconocimiento y mal uso generalizado», valora Úrsula Villanueva, International Marketing Manager de Axkid.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies