En Alaria Nursery School Madrid, somos conscientes de nuestra responsabilidad:

El aprendizaje en la primera infancia

Nuestros recuerdos son los primeros testigos de las emociones ligadas a la escuela y a todo lo aprendido.

Si pensamos en algo aprendido en la infancia, algo que se nos ocurra en este momento. Seguramente encontremos una fuerte conexión emoción-aprendizaje, y esta emoción es habitualmente positiva. Porque está es la mejor forma de aprender, de la motivación a la emoción…

La emoción es necesaria para el aprendizaje. Un experimento del Massachusetts Institute of Techonolgy (MIT), en Boston, comprobó mediante un sensor, que la actividad cerebral de un alumno no variaba de intensidad sin emoción. Su frecuencia no cambia en una clase como mero oyente o viendo un programa de televisión. De igual forma se ha comprobado que las emociones positivas estimulan el aprendizaje. En este sentido, la neuroimagen, ha ayudado a comprobar lo que intuitivamente ya sabíamos. La actividad cerebral aumenta cuando está ligada a emociones positivas.

¿Cómo se consigue la motivación en los niños?. Para niños pequeños lo mejor es el juego. Si queremos conseguir un aprendizaje efectivo hay que provocar emoción e ilusión. Así aparecerá la motivación y a su vez vincular la motivación con aquello que queremos aprender o enseñar.

Los buenos profesionales de la educación, ofrecen estímulos constantes a sus alumnos.

En Alaria somos conscientes de la importancia de las emociones y la motivación, para que entendáis nuestro trabajo os ofrecemos algunos ejemplos:

En uno de nuestros centros trabajamos de forma especial una nueva Unidad Didáctica. Nuestros alumnos nada más entrar en la escuela se encontraron el suelo repleto de huellas de animales, y dinosaurios que les dirigían hacia una aventura… Cada alumno tenía una teoría; será… “un misterio a resolver”, “un juego”, se hacían preguntas cómo “¿los dinosaurios realmente existen?”… La ilusión y la motivación eran evidentes en sus caras. Los resultados se notan en su interés por aprender más sobre los animales.

Los niños trabajan el arte con los colores vinculados a las emociones que les provocan. El juego es presentado de forma teatral y todos participan activamente; reciben imputs de sus mascotas, juegan con el dado de las emociones. Estas actividades fomentan la creatividad y los niños además aprenden a reconocer y valorar el arte. Mediante el trabajo de la obra de Kandinsky, ya que utilizamos sus obras porque a los niños les encanta.

Aprender a pensar y a sentir de forma individual es muy importante. En Alaria trabajamos las estrategias dentro del programa de “Filosofía para niños”. Los alumnos participan de forma activa para responder sus dudas y resolver posibles conflictos. Lo hacen mediante el juego, y los niños aprendan a resolver y a pensar por sí mismos; dentro de un ambiente de juego, alegre y positivo.

Los niños también trabajan a partir de la imaginación y la teatralización. En este sentido, las fábulas son un instrumento fantástico; ya que nos permite activar la imaginación del niño, y hacerles comprender conceptos complejos de forma muy sencilla jugando con distintos personajes.

Tenemos que hacer trabajar nuestra imaginación para jugar y aprender con nuestros hijos. Os damos algunos consejos para conseguir motivar a los peques:

  1. El juego y la aventura, claves para conseguir que un niño esté en una actitud receptiva e ilusionante, así puede aprenderlo todo…
  2. Trabajar con la imaginación, la creatividad. Si estimulamos a un niño hablando su idioma, buscando recursos creativos y usando la imaginación, el niño tendrá ilusión por aprender, los cuentos y las fábulas son unas grandes herramientas para lograr una buena comunicación.
  3. Estimular a los niños mediante vivencias personales: Cuando yo tenía tu edad…, esto hace que el niño inmediatamente se identifique con nosotros, escuche con atención y tenga un sentimiento positivo sobre lo que le estamos enseñando
  4. Lo hice y lo aprendí…, dejar a los niños practicar sus habilidades y reforzarles positivamente, aunque no lo hagan del todo bien. Esto requiere muchísima paciencia y hacer las cosas sin prisas.
  5. Trabajar con héroes, que sean un ejemplo a seguir, (aquí debes tener cuidado y no comparar al niño, el héroe debe ser una fantasía a seguir). El secreto consiste en llenar de emociones positivas con un referente “el héroe” determinados valores o actitudes que queramos enseñarles.

Además del juego, tenemos que ser consistentes en nuestras actuaciones:

  1. Involucrarles en las decisiones, de forma coherente con su edad, explicándoles situaciones para que ellos aprendan a encontrar soluciones, en Alaria trabajamos estos contenidos mediante “Filosofía para niños”, en casa podéis hacerlo de la misma forma
  2. Coherencia, entre lo que les decimos y lo que practicamos, con nuestras decisiones, con su educación y con los valores que les inculcamos, cualquier incoherencia será captada por el niño y todo el trabajo que realicemos será mucho menos eficiente
  3. El cariño, no hay emoción más positiva que sentirse querido y reconocido, hay valorar cada esfuerzo, así como trasmitir amor y atención.
  4. Autonomía: varios de los consejos que os estamos sugiriendo están relacionados con la autonomía ya que es fundamental que el niño sienta que es capaz de hacer cosas por sí mismo, en este aspecto debemos reforzarle positivamente, así sabrá que lo está haciendo bien y querrá mejorar cada día.
  5. Mostrar una visión positiva del aprendizaje….“Nunca consideres el estudio como una obligación, sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber.” Albert Einstein.
2017-04-07T11:27:43+00:00 abril 5, 2017|Noticias|

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies