Alaria Nursery Schools ha elaborado un marco de continuidad formativa a distancia que permita a sus alumnos tanto de 2 a 5 años como a los de 0 o 1 años (aunque en este caso adaptado a las limitaciones de la edad) dar continuidad desde casa al trabajo pedagógico que estaban realizando en la escuela. “Nos parece fundamental que no se produzca una ruptura en este periodo de cierre forzoso con el trabajo que estábamos realizando con los niños y mantener su derecho a la educación alineado con su derecho a la salud” ha indicado su director Ignacio Grimá.

Para cada centro y edad, Alaria ha detallado una programación de actividades que los padres pueden realizar con sus hijos cada uno de los días en los que las escuelas permanecerán cerradas. “Se trata de actividades muy sencillas ligadas al Proyecto 4 que estamos llevando a cabo en estas semanas, adaptadas por supuesto a su realización desde casa, pero que nos permitirán a todos lograr esta continuidad pedagógica” explica Grimá. Asimismo, adicionalmente a este material físico detallado por día, cada tutora de 2 a 5 años ha grabado un pequeño video en el que pone en contexto el punto del proyecto en el que están, objetivos a lograr, etc.

Programa de “Actividades Flash”

Además, dentro de este marco de continuidad formativa a distancia, Alaria Nursery School va a complementar el trabajo pedagógico diario ya marcado desde el pasado miércoles 11 de marzo con un programa de “Actividades Flash”. Así, a través de actividades muy lúdicas, variadas, y sencillas de realizar desde casa, “queremos servir de ayuda a las familias facilitándoles un marco de tareas (juegos, actividades pedagógicas, etc.)  que les permita tener un mayor abanico de recursos para cubrir el tiempo de confinamiento que todos estamos viviendo“, continúa el co-director de las cuatro escuelas que Alaria tiene en la capital”. De este modo, cada 1-2 días se facilita a través de la intranet una actividad que “esperamos sea de gran disfrute para los niños”.

Como ejemplo de estas actividades flash, la Actividad Flash #1: Todo saldrá bien” viene a sumarse a la ola de ilusión y solidaridad que ya se inició en Italia, y consensuado con muchos directores y directoras de escuelas infantiles de Madrid Alaria se suma a la iniciativa #desdemiventana, que permita “i) canalizar la creatividad de los niños a través de una actividad muy divertida para ellos, a la vez que ii) les permita sumarse a este marco de apoyo y solidaridad entre todos, mandar mensajes tanto al resto de sus compañeros y familias como a la sociedad en sí…” destaca Ignacio Grimá.

Esta actividad consiste en, con técnica libre, hacer un cartel  en el que muestren un dibujo creativo que refleje el mensaje que quieran mandar: ánimo a sus amigos, ilusión, esperanza, consejos prácticos que quieran dar… Las técnicas pueden ser muchas: desde dibujos con ceras o témperas hasta collages realizados con recortes de revistas, murales en los que se peguen macarrones / gomets / cualquier cosa que se les ocurra a los niños y sus familias… Éste puede ser “un contexto maravilloso para, aparte del trabajo pedagógico que estamos realizando, complementarlo con una actividad tan divertida y con tanto fondo social”.

Mensajes de aliento

En sus obras pueden poner los mensajes que deseen: comenzando por su nombre y centro al que pertenecen (i.e. “Pablo, de Alaria Aravaca”) hasta mensajes solidarios o de apoyo a los demás (“todo saldrá bien”, “ánimo a mis amigos de clase”, etc.). Los trabajos se publicarán en la cuenta de Instagram de Alaria (@alariaescuelasinfantiles), de cara a que los niños puedan ver su trabajo, seguir las obras de sus compañeros… seguro que les hace muchísima ilusión descubrir su trabajo publicado en la red social oficial de su escuela. Alaria invita igualmente a las familias a enviar fotos en las que se refleje no sólo la obra final, sino también el proceso de trabajo seguido.

Actividad flash 1: Todo saldrá bien

Actividad flash #1: Todo saldrá bien

Y por supuesto, Alaria Nursery Schools les insta a mostrar su obra al resto de vecinos: exponiéndolas en la terraza o ventanas, que sus vecinos y amigos puedan disfrutar de su trabajo e ilusionarse igualmente con sus mensajes. “Seguro que con este pequeño granito de arena contribuiremos a sacar más de una sonrisa en los demás” concluye Grimá.